October 30, 2020

BETACH3

Hypothesis: Betaine decreases the pathogenicity of Covid-19.

Preguntas y respuestas de la Betaina y el Covid-19

¿Qué es la Betaína?

La Betaína, también conocida como TRIMETILGLICINA (TMG), es un aminoácido presente en los seres vivos, con tres grupos metilos reactivos y una estructura dipolar.

La función fisiológica principal de la Betaína es la de actuar como osmolito orgánico, OSMOPROTECTOR, para proteger las células de la deshidratación.

La regulación del estado de hidratación celular, y por lo tanto del volumen celular, es importante para el mantenimiento del correcto funcionamiento de los procesos bioquímicos, especialmente de la replicación de ADN y la  formación-plegamiento de proteínas.

El papel principal de la Betaína en plantas y microorganismos es proteger las células contra la inactivación osmótica. La exposición a la sequía, a la baja humedad relativa, la alta salinidad o el estrés por temperatura desencadena la síntesis de Betaína a partir de la colina en las mitocondrias, lo que resulta en su acumulación en las células. 

La Betaína es un osmolito que aumenta la retención de agua de las células, reemplaza las sales inorgánicas y protege las enzimas intracelulares contra la inactivación inducida osmóticamente o inducida por la alta temperatura y baja humedad.

Otra actividad fisiológica primordial de la Betaina es ser donante de grupos metilo, a través de la transmetilación, para su uso en muchas vías bioquímicas.

La principal reacción metabólica de la betaína es la transferencia de un grupo metilo, a la molécula tóxica, de homocisteína formando así una molécula de metionina.

La ingesta inadecuada de betaína puede producir trastornos en el metabolismo hepático y concentraciones elevadas de homocisteína (relacionada con patologías cardiacas y aparición de osteoporosis).

¿Cómo actúa la Betaína contra los virus?

La Betaína ha demostrado con varios estudios su utilidad en el tratamiento de enfermedades infecciosas. En las infecciones virales, aparte de su acción en la regulación de la respuesta inmune, hay indicios de posibles acciones a varios niveles:

• Estabilización de la membrana citoplasmática, reduciendo la penetración viral.

• Interacción con partículas virales. Los osmolitos desestabilizan las proteínas de la cápside del virus interfiriendo en el ensamblaje completo del virus.

• Interacción con la replicación de ARN, hay ciertos fragmentos de ARN que son desnaturalizados por osmolitos. Ciertos fragmentos de ARN virales podrían ser desnaturalizados, bloqueando así la replicación viral dentro de la célula.

En el Virus Covid-19 en posible que el modo de alteración de la replicación virica sea el bloqueo de la proteína no estructural (nsp) 14 del coronavirus; (guanina-N7) -metiltransferasa; (N7-MTasa).

¿Cómo influye la Betaína en el sistema inmunitario?

La evidencia acumulada ha demostrado que la Betaína tiene funciones antinflamatorias en numerosas enfermedades.

La Betaína mejora el metabolismo de los aminoácidos de azufre contra el estrés oxidativo, inhibe la actividad del factor nuclear B y la activación del inflamasoma NLRP3, regula el metabolismo energético y mitiga el estrés y la apoptosis del retículo endoplasmático. Da mayor esstabilidad a la membrana citoplasmática en situaciones de stress por inflamaciones ,disminuye la tasa de apoptosis celular.

La Betaína disminuyó los niveles de expresión de ARNm inducidas por la enfermedad de Gumboro en pollos (virus de ARN) de IL-6, y IFN e IRF7 fueron suprimidos por su metilación, reduciendo las lesiones y la linfopenia causada.

¿Cómo podemos aumentar nuestros niveles de Betaína?

La Betaína puede encontrarse de forma natural en productos vegetales como la remolacha, brócoli, quinoa, espinacas, cereales, germen y salvado de cereales, y en productos de origen acuático como el marisco y en carnes de animales como pollos, cerdo y ternera suplementados en su alimentación con Betaína.

Podemos sintetizar Betaína a partir de la colina , por tanto una ingesta apropiada de colina facilita alcanzar unos niveles aceptables de Betaína.

¿Quién debe tomar suplementos de Betaina?

Una alimentación sana y equilibrada debe aportar los suficientes niveles de Betaína, en niños y jóvenes.

Con la edad van disminuyendo los niveles de Betaína, con variaciones estacionales dentro del año.

Por tanto, en personas mayores, y sobre todo en otoño-invierno, si no es posible alcanzar unos niveles adecuados de Betaína, mediante la alimentación, se deben recurrir a suplementos nutricionales con Betaína.

En el mercado, para consumo humano, existen dos presentaciones:

Betaína HCl: Es una Betaína unida a ácido clorhídrico, en el estómago se separa el ácido de la Betaína.

Esta Betaína está indicada en personascon problemas gástricos con hipoclorhidria y malas digestiones.

Betaína Anhidra o TMG:  Es un formatomás apropiado para la suplementación, actualmente se usa en atletas y personas con altos niveles de homocisteína. Es la forma además mas utilizada en alimentación animal, sobre todo en  aves , cerdos y acuicultura.


¿Es tóxica la Betaína?

La Betaína es un componente natural de los seres vivos, como tal no se han
descrito efectos tóxicos incluso en dosis muy superiores a las indicadas.

De todos modos, si se toman otros medicamentos, ante el posible efecto de metilación sobredeterminados medicamentos, consulte a su médico sobre las posibles incompatibilidades.

¿Cómo sé si tengo unos niveles aceptables de Betaína?

A falta de pruebas estandarizadas y de uso habitual en chequeos serológicos de determinación de niveles de Betaína , se pueden medir los niveles de homocisteína y si la homocisteína está alta en niveles, la probabilidad de tener los niveles de Betaína bajos es casi completa.

¿Por qué en verano no hay tantos pacientes graves y hay una menor mortalidad en las personas infectadas con Covid-19?

Con la llegada del verano, el incremento de la temperatura, la disminución de la humedad relativa y el aumento de las horas de luz, se activa el aumento de los niveles de Betaina en nuestro organismo, con un fin principal:

·       
Disminuir los riesgos de deshidratación a nivel celular y consecuentemente del organismo.

Esta acción osmoprotrectora de las células, es prioritaria en las células del epitelio respiratorio, la respiración supone una alta tasa de perdida de agua con temperaturas altas y baja humedad relativa ambiental. La Betaína aumenta la presión osmótica de las células, impidiendo la perdida excesiva de humedad en la respiración. La Betaína aumenta su concentración en las células del tracto respiratorio para lograr esta protección.

En definitiva entramos en MODO VERANO,

¿Ha mutado el virus Covid-19 en verano?

Los coronavirus son virus estacionales, no porque en él se produzcan cambios en su genoma en verano, sino porque nuestro organismo aumenta sus niveles de Betaína especialmente en el epitelio respiratorio, ese aumento de los niveles de Betaina disminuye la tasa de replicación vírica.

Este aumento de la Betaina influye en la patogenicidad del virus en verano y especialmente en lugares con baja humedad relativa, al disminuir la multiplicación del virus por inactivación de los procesos de replicación del RNA y de montaje de la cápside.

¿Por qué los jóvenes y niños son menos susceptibles al virus y son prácticamente asintomáticos?

En el proceso de crecimiento, los niveles de Betaina y de metilación en el organismo y célula son altos, proporcionalmente con la edad los niveles de Betaína van descendiendo.

La Betaína como donante de grupos metilos, es necesaria en estas fases de crecimiento por su intervención en los procesos de replicación del ADN, en la estabilización de las proteínas formadas y en la formación de la membrana citoplasmática.

Por tanto, los niveles de Betaína son lo suficientemente altos durante todo el año, como para disminuir la patogenicidad de este coronavirus.(MODO CRECIMIENTO)

¿Por qué los adultos con obesidad presentan cuadros patológicos más graves?

Se ha detectado quelas personas adultas de sexo masculino con obesidad presentan niveles inferiores de Betaina.

¿Por qué en España hay una mayor tasa de patogenidad y de mortalidad por el Covid-19?

España es el país de Europa con mayor consumo de protectores estomacales, antiácidos como el omeprazol y similares.

El consumo es habitual en personas mayores como protector estomacal junto a la ingestión de otros medicamentos, especialmente antinflamatorios.

El omeprazol pertenece al grupo de los llamados inhibidores de la bomba de protones. quiere decir, que el omeprazol inhibe o disminuye la producción de ácido en el estómago. Se disminuye también la actividad del factor intrínseco indispensable para la unión a la B12 ingerida y posibilitar la absorción intestinal de la vitamina B12.

Si no se administra Vitamina B12 a personas que consumen, durante mucho tiempo, protectores estomacales, aparecen deficiencias en los niveles de dicha vitamina.

En el ciclo de la metionina (componente esencial en la formación de las proteínas), se produce homocisteína.

Este componente con toxicidad, puede ser reciclado de nuevo a metionina mediante transmetilación o en caso de exceso de metionina, es reciclado a cisteína mediante transulfuración.

El reciclado a metionina se produce por dos rutas posibles:

RUTA DEPENDIENTE DE LA VITAMINA B-12

 ……………………………………………………………………………………………………………………….

RUTA DEPENDIENTE DE LA BETAINA

En el caso de bajos niveles de vitamina B12, se aumenta la ruta dependiente de la Betaína, de tal manera que disminuyen los niveles de Betaína en el organismo.

Por tanto, en personas mayores que toman protectores estomacales, sin tomar vitamina b12,  a la situación fisiológica normal de descenso de los niveles de Betaína con la edad, le sumamos el descenso provocado por la metilación de la homocisteína por la ruta de la Betaína, con la consecuente disminución de la actividad protectora celular, antivírica del coronavirus e inmunomoduladora de la Betaína.

¿Qué es la Betaína?

La Betaína, también conocida como TRIMETILGLICINA (TMG), es un aminoácido presente en los seres vivos, con tres grupos metilos reactivos y una estructura dipolar.

La función fisiológica principal de la Betaína es la de actuar como osmolito orgánico, es un OSMOPROTECTOR que protege las células de la deshidratación.

La regulación del estado de hidratación celular, y por lo tanto del volumen celular, es importante para el mantenimiento del correcto funcionamiento de los procesos bioquímicos, especialmente de la replicación de ADN y la  formación-plegamiento de proteínas.

El papel principal de la Betaína en plantas y microorganismos es proteger las células contra la inactivación osmótica. La exposición a la sequía, a la baja humedad relativa, la alta salinidad o el estrés por temperatura desencadena la síntesis de Betaína a partir de la colina en las mitocondrias, lo que resulta en su acumulación en las células. 

La Betaína es un osmolito que aumenta la retención de agua de las células, reemplaza las sales inorgánicas y protege las enzimas intracelulares contra la inactivación inducida osmóticamente o inducida por la alta temperatura y baja humedad.

Otra actividad fisiológica primordial de la Betaina es ser donante de grupos metilo, a través de la transmetilación, para su uso en muchas vías bioquímicas.

La principal reacción metabólica de la betaína es la transferencia de un grupo metilo, a la molécula tóxica, de homocisteína formando así una molécula de metionina. (Ciclo de la metionina).

La ingesta inadecuada de betaína puede producir trastornos en el metabolismo hepático y concentraciones elevadas de homocisteína (relacionada con patologías cardiacas y aparición de osteoporosis).

¿Cómo actúa la Betaína contra los virus?

La Betaína ha demostrado con varios estudios su utilidad en el tratamiento de enfermedades infecciosas. En las infecciones virales, aparte de su acción en la regulación de la respuesta inmune, hay indicios de posibles acciones a varios niveles:

• Estabilización de la membrana citoplasmática, reduciendo la penetración viral.

• Interacción con partículas virales. Los osmolitos desestabilizan las proteínas de la cápside del virus interfiriendo en el ensamblaje completo del virus.

• Interacción con la replicación de ARN, hay ciertos fragmentos de ARN que son desnaturalizados por osmolitos. Ciertos fragmentos de ARN virales podrían ser desnaturalizados, bloqueando así la replicación viral dentro de la célula.

En el Virus Covid-19 en posible que el modo de alteración de la replicación virica sea el bloqueo de la proteína no estructural (nsp) 14 del coronavirus; (guanina-N7) -metiltransferasa; (N7-MTasa).

¿Cómo influye la Betaína en el sistema inmunitario?

La evidencia acumulada ha demostrado que la Betaína tiene funciones antinflamatorias en numerosas enfermedades.

La Betaína mejora el metabolismo de los aminoácidos de azufre contra el estrés oxidativo, inhibe la actividad del factor nuclear B y la activación del inflamasoma NLRP3, regula el metabolismo energético y mitiga el estrés y la apoptosis del retículo endoplasmático.

 Da mayor estabilidad a la membrana citoplasmática en situaciones de stress por inflamaciones ,disminuye la tasa de apoptosis celular.

Por ejemplo La Betaína disminuyó los niveles de expresión de ARNm inducidas por la enfermedad de Gumboro en pollos (virus de ARN) de IL-6, y IFN e IRF7 fueron suprimidos por su metilación, reduciendo las lesiones y la linfopenia causada.

¿Cómo podemos aumentar nuestros niveles de Betaína?

La Betaína puede encontrarse de forma natural en productos vegetales como la remolacha, brócoli, quinoa, espinacas, cereales, germen y salvado de cereales, y en productos de origen acuático como el marisco y en carnes de animales como pollos, cerdo y ternera suplementados en su alimentación con Betaína.

Podemos sintetizar Betaína a partir de la colina , por tanto una ingesta apropiada de colina facilita alcanzar unos niveles aceptables de Betaína.

¿Quién debe tomar suplementos de Betaina?

Una alimentación sana y equilibrada debe aportar los suficientes niveles de Betaína, en niños y jóvenes.

Con la edad van disminuyendo los niveles de Betaína, con variaciones estacionales dentro del año.

Por tanto, en personas mayores, y sobre todo en otoño-invierno, si no es posible alcanzar unos niveles adecuados de Betaína, mediante la alimentación, se deben recurrir a suplementos nutricionales con Betaína.

En el mercado, para consumo humano, existen dos presentaciones:

Betaína HCl: Es una Betaína unida a ácido clorhídrico, en el estómago se separa el ácido de la Betaína.

Esta Betaína HCl está indicada en personas con problemas gástricos con hipoclorhidria y malas digestiones.

Betaína Anhidra o TMG:  Es un formato más apropiado para la suplementación, actualmente se usa en atletas para mejorar su rendimiento deportivo y personas con altos niveles de homocisteína. Es la forma además mas utilizada en alimentación animal, sobre todo en  aves , cerdos y acuicultura.

¿Es tóxica la Betaína?

La Betaína es un componente natural de los seres vivos, como tal no se han
descrito efectos tóxicos incluso en dosis muy superiores a las indicadas.

De todos modos, si se toman otros medicamentos, ante el posible efecto de metilación sobre determinados medicamentos, consulte a su médico sobre las posibles incompatibilidades.

¿Cómo sé si tengo unos niveles aceptables de Betaína?

A falta de pruebas estandarizadas y de uso habitual en chequeos serológicos de determinación de niveles de Betaína , se pueden medir los niveles de homocisteína y si la homocisteína se encuentra con niveles altos, la probabilidad de tener los niveles de Betaína bajos es casi completa.

¿Por qué en verano no hay tantos pacientes graves y hay una menor mortalidad en las personas infectadas con Covid-19?

Con la llegada del verano, el incremento de la temperatura, la disminución de la humedad relativa y el aumento de las horas de luz, se activa el aumento de los niveles de Betaina en nuestro organismo, con un fin principal:

·       

Disminuir los riesgos de deshidratación a nivel celular y consecuentemente del organismo.

Esta acción osmoprotrectora de las células, es prioritaria en las células del epitelio respiratorio, la respiración supone una alta tasa de perdida de agua con temperaturas altas y baja humedad relativa ambiental. 

La Betaína aumenta la presión osmótica de las células, impidiendo la perdida excesiva de humedad en la respiración. La Betaína aumenta su concentración en las células del tracto respiratorio para lograr esta protección.

En definitiva entramos en MODO VERANO,

¿Por que en zonas como Florida en USA el virus sigue con alta actividad pese a las altas temperaturas?

Los niveles de Betaína en epitelio pulmonar vienen determinados por la temperatura y la humedad ambiental. En verano, Florida supera los niveles de 80% de Humedad relativa; calor bochornoso. Los pulmones no necesitan controlar la perdida de humedad en la respiración, la Betaína tiene menos concentración en el citoplasma que en ambientes secos.

¿Ha mutado el virus Covid-19 en verano?

Los coronavirus son virus estacionales, no porque en él se produzcan cambios en su genoma en verano, sino porque nuestro organismo aumenta sus niveles de Betaína especialmente en el epitelio respiratorio, ese aumento de los niveles de Betaina disminuye la tasa de replicación vírica.

Este aumento de la Betaina influye en la patogenicidad del virus en verano y especialmente en lugares con baja humedad relativa, al disminuir la multiplicación del virus por inactivación de los procesos de replicación del RNA y de montaje de la cápside.

¿Por qué los jóvenes y niños son menos susceptibles al virus y son prácticamente asintomáticos?

En el proceso de crecimiento, los niveles de Betaina y de metilación en el organismo y célula son altos, proporcionalmente con la edad los niveles de Betaína van descendiendo.

La Betaína como donante de grupos metilos, es necesaria en estas fases de crecimiento por su intervención en los procesos de replicación del ADN, en la estabilización de las proteínas formadas y en la formación de la membrana citoplasmática las nuevas células.

Por tanto, los niveles de Betaína son lo suficientemente altos durante todo el año, como para disminuir la patogenicidad de este coronavirus. MODO CRECIMIENTO

¿Por qué los adultos con obesidad presentan cuadros patológicos más graves?

Se ha detectado que las personas adultas de sexo masculino con obesidad presentan niveles inferiores de Betaina en su sangre.

¿Por qué en España hay una mayor tasa de patogenidad y de mortalidad por el Covid-19?

España es el país de Europa con mayor consumo de protectores estomacales, antiácidos como el omeprazol y similares.

El consumo es habitual en personas mayores como protector estomacal junto a la ingestión de otros medicamentos, especialmente antinflamatorios.

El omeprazol pertenece al grupo de los llamados inhibidores de la bomba de protones. quiere decir, que el omeprazol inhibe o disminuye la producción de ácido en el estómago. Al mismo tiempo, se disminuye también la actividad del factor intrínseco, indispensable para la unión a la B12 ingerida y posibilitar la absorción intestinal de la vitamina B12.

Si no se administra Vitamina B12 a personas que consumen, durante mucho tiempo, protectores estomacales, aparecen deficiencias en los niveles de dicha vitamina.

En el ciclo de la metionina (componente esencial en la formación de las proteínas), se produce homocisteína.

Este componente con toxicidad, puede ser reciclado de nuevo a metionina mediante transmetilación o en caso de exceso de metionina, es reciclado a cisteína mediante transulfuración.

El reciclado a metionina se produce por dos rutas posibles:

RUTA DEPENDIENTE DE LA VITAMINA B-12

 ……………………………………………………………………………………………………………………….

RUTA DEPENDIENTE DE LA BETAINA

En el caso de bajos niveles de vitamina B12, se aumenta la ruta dependiente de la Betaína, de tal manera que disminuyen los niveles de Betaína en el organismo.

Por tanto, en personas mayores que toman protectores estomacales, sin tomar vitamina b12,  a la situación fisiológica normal de descenso de los niveles de Betaína con la edad, le sumamos el descenso provocado por la metilación de la homocisteína por la ruta de la Betaína, con la consecuente disminución de la actividad protectora celular, antivírica del coronavirus e inmunomoduladora de la Betaína.

¿Por qué en Mataderos Industriales y empresas cárnicas se han detectado más casos o incidencias de Covid-19?

Los mataderos debido a su constante limpieza de suelos y lavado de animales y canales cuentan con un ambiente con una alta humedad ambiental, además de estar a una temperatura baja controlada por refrigeración . Lo que conlleva a bajos niveles de Betaína en epitelio pulmonar de los trabajadores.